UNESCO y periodistas dominicanos defienden el ejercicio de un periodismo ético como garantía de acceso a la información confiable

La COVID-19 ha tenido un fuerte impacto en el sector de la prensa de República Dominicana.

La pandemia ha cobrado la vida de siete periodistas y muchos han enfermado en el ejercicio de su trabajo, entre un 30 y un 40 % de personal técnico o periodístico ha perdido sus empleos, y numerosos programas de la radio y la televisión han sido cancelados.

Esas cifras fueron compartidas por los panelistas participantes en el webinar “Acceso a la información en tiempos de COVID-19. Buenas prácticas y desafíos en República Dominicana”, celebrado a propósito del Día Internacional de Acceso Universal a la Información (IDUAI por sus siglas en inglés).

Convocado por la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la UNESCO y el Colegio Dominicano de Periodistas, con el apoyo de la Comisión Nacional para  la UNESCO en ese país, el conversatorio reunió a importantes personalidades del sector periodístico dominicano como Persio Maldonado, presidente de la Sociedad Dominicana de Diarios, Edith Febles, periodista de investigación, Adalberto Grullón, director de medios y profesor universitario, y la presidenta del Colegio Dominicano de Periodistas, Mercedes Castillo.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de la Directora de la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la UNESCO, Katherine Muller-Marin, quien recordó que la información verificada, completa y compartida en función del interés común salva vidas y que, en épocas de incertidumbre, un periodismo acucioso, ético y responsable constituye un resorte fundamental para la toma de decisiones informadas.

A pesar del fuerte impacto de la COVID-19 sobre el sector, los periodistas se han mantenido apegados al compromiso de ofrecer información veraz y oportuna a la ciudadanía durante el enfrentamiento a la pandemia.

Los panelistas coincidieron en que este proceso ha traído un cambio radical a la práctica periodística, marcado por la innovación en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación, algo que Persio Maldonado calificó como un empujón tecnológico.

La actual situación ha mostrado – como nunca – que los medios son aliados de la sociedad y que el acceso a la información veraz, en tanto derecho de la ciudadanía, es esencial para mejorar la respuesta de las instituciones y las personas a la emergencia sanitaria.

En este escenario, los periodistas han encontrado alternativas para garantizar el acceso a fuentes confiables en el lugar de los hechos, muchas veces a riesgo de su propia salud. Edith Febles compartió su experiencia en la denuncia de anomalías relacionadas con la respuesta a la COVID-19 y abogó por continuar promoviendo el periodismo de investigación, fortalecer la capacitación en periodismo de salud -incluso por medio de la educación a distancia-,  y avanzar en la habilitación de recursos digitales para tener acceso a fuentes de información en las comunidades. 

Precisamente en este complejo escenario, las mujeres han tenido un rol esencial en la primera línea de la respuesta comunicacional, un hecho que fue reconocido con énfasis por el periodista y profesor Adalberto Grullón.  

El impacto de la COVID-19 está lejos de pasar. El conversatorio puso de relieve que las necesidades de acceso a la información veraz han aumentado en este contexto, lo que demanda no solo del fortalecimiento de la calidad del periodismo, sino del despliegue de mejores estrategias de transparencia activa por parte de las instituciones públicas relacionadas con el enfrentamiento a la pandemia, así como de un uso más eficiente y sistemático, por parte de la prensa y la ciudadanía, de la Ley 200-04 de Libre Acceso a la Información Pública.

“El gobierno debe mirar a la prensa como un sector importante en la sociedad, que tiene en sus manos la capacidad de garantizar el acceso la información”, afirmó Mercedes Castillo, Presidenta del Colegio Dominicano de Periodistas.

Igualmente, el panel mostró la necesidad de preservar y fomentar modalidades de comunicación que han surgido en esta situación de pandemia. La pertinencia de estrategias activas de comunicación con el eje temático de la responsabilidad y la autorresponsabilidad, el fomento de un diálogo más estrecho entre los medios, el gobierno y la ciudadanía, y la importancia de fomentar la innovación son algunas de las lecciones que deja el actual contexto para futuras emergencias.

Como expresara Mauricio Ramírez Villegas, Coordinador Residente del Sistema de Naciones Unidas en República Dominicana, garantizar las condiciones para el acceso a la información es cuestión de no dejar a nadie atrás, un mandato de las Naciones Unidas en la consecución de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

La Conferencia General de la UNESCO declaró, en 2015, el 28 de septiembre como el Día Internacional del Acceso Universal a la Información en reconocimiento al rol del acceso a la información para el desarrollo sostenible. 

Este 2020, IDUAI se celebró en todo el mundo bajo el lema “Acceso a la Información: salvar vidas, construir confianza, traer esperanza”. Este conversatorio virtual tuvo lugar en el marco de las acciones conjuntas de la UNESCO en América Latina y el Caribe destinadas a visibilizar diferentes subtemas de la edición del presente año.

Escrito por
Autor
Franklin Tejeda
Punto Focal de la UNESCO para la República Dominicana
UNESCO
Franklin Tejeda - UNESCO