La OIM lanza un plan de respuesta al COVID-19 por USD 499 millones para abordar los impactos socioeconómicos críticos de la pandemia

La OIM está pidiendo un mayor compromiso por parte de los donantes internacionales que permitirá aliviar mejor los graves efectos de la COVID-19.

GINEBRA – A medida que el número de nuevos casos de enfermedad por coronavirus (COVID-19) continúa aumentando, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha ampliado el alcance de su Plan Estratégico Mundial de Preparación y Respuesta (SPRP por sus siglas en inglés) para incluir intervenciones de gran alcance que tienen como objetivo mitigar los graves efectos sanitarios y socioeconómicos de la pandemia.

Hoy se lanzó un llamamiento revisado por USD 499 millones para apoyar actividades vitales de preparación, respuesta y recuperación en más de 140 países.

El SPRP recientemente lanzado, una actualización del llamamiento anterior de la OIM por USD 116,1 millones, amplía el enfoque de la Organización para abarcar los esfuerzos de mitigación de COVID-19 en entornos humanitarios y otros contextos donde las personas en movimiento probablemente se verán gravemente afectadas por los impactos de la pandemia. Estas iniciativas se llevan a cabo colectivamente con todos los gobiernos interesados, socios de las Naciones Unidas y de la sociedad civil.

«La OIM está pidiendo un mayor compromiso por parte de los donantes internacionales que nos permitirá aliviar mejor los graves efectos que COVID-19 está teniendo en algunas de las comunidades más vulnerables del mundo», dijo el Director General de la OIM, António Vitorino, al tiempo que expresó su gratitud por las contribuciones a fecha.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta el 15 de abril, se han notificado más de 1.9 millones de casos y más de 123,000 muertes en todo el mundo. Declarada una pandemia el 11 de marzo, el brote de COVID-19 también ha provocado un fuerte aumento de las restricciones de movimiento tanto a nivel internacional como local, incluidos el cierre de fronteras y las cuarentenas a nivel nacional. Hasta el 9 de abril, según las estimaciones de la OIM, se promulgaron casi 46,000 restricciones a los viajes internacionales.

Como parte del esfuerzo global de la ONU para abordar las consecuencias sanitarias, sociales y económicas de la crisis actual, la OIM ha estado trabajando con gobiernos y socios para garantizar que las personas migrantes, independientemente de su estado legal, y las personas retornadas y desplazadas en todo el mundo estén incluidos en los esfuerzos locales, nacionales y regionales de preparación, respuesta y recuperación.

«Cuando las personas migrantes y las comunidades desplazadas son excluidas de los planes y servicios nacionales de respuesta, en particular la atención médica, todos corren un mayor riesgo», dijo el Director General Vitorino. «También debemos anticiparnos y prepararnos para las consecuencias económicas potencialmente graves para las personas migrantes, los países de acogida y de origen».

Las personas migrantes seguirán siendo los más vulnerables a la pérdida de oportunidades económicas, desalojo y falta de vivienda, así como a la estigmatización y la exclusión de los servicios esenciales. Esto tendrá un efecto particularmente drástico en países donde los trabajadores migrantes contribuyen a la reducción de la pobreza a través de las remesas enviadas a sus hogares, las cuales permiten a sus familias acceder a servicios básicos, atención médica y educación.

Millones de personas desplazadas y migrantes que viven en campamentos y otros entornos superpoblados, muchos de los cuales están atrapados en un conflicto, también son muy vulnerables debido al acceso limitado a los servicios y al conocimiento sobre cómo protegerse a sí mismos y a sus seres queridos.

El plan revisado de la OIM, que sigue alineado con el plan COVID-19 de la OMS y el plan humanitario global coordinado por la ONU COVID-19, se centra en cuatro prioridades estratégicas: (1) coordinación efectiva y asociaciones, así como el seguimiento de la movilidad; (2) medidas de preparación y respuesta para reducir la morbilidad y la mortalidad; (3) esfuerzos para garantizar que las personas afectadas tengan acceso a servicios básicos, productos básicos y protección; y (4) mitigación de los impactos socioeconómicos de COVID-19.

La Organización ha estado implementando medidas desde enero. Hasta ahora, la OIM:

  • Estableció centros de tratamiento y aislamiento, así como estaciones de lavado de manos en campamentos y entornos similares;
  • Lanzó campañas de información multilingüe y líneas directas dirigidas a las personas migrantes o desplazadas para prevenir la transmisión comunitaria;
  • Brindó capacitación al personal del gobierno sobre vigilancia en aeropuertos, puertos marítimos y cruces fronterizos terrestres;
  • Realizó mapeo de tendencias y dinámicas de movilidad humana para informar planes de preparación y rastrear información sobre las personas migrantes varadas;
  • Proporcionó soporte de laboratorio para la detección de casos;
  • Proporcionó equipo de protección personal y suministros de desinfección en los puntos de entrada; y
  • Distribuye asistencia humanitaria a las personas migrantes varadas o retornadas en cuarentena.

Como colíder mundial en coordinación y gestión de campamentos (CCCM) en respuestas humanitarias, la OIM brindó asistencia a 2,4 millones de personas que viven en campamentos a nivel mundial en 2019, y desarrolló una guía operativa para los administradores de campamentos para anticipar la propagación de la pandemia a estas poblaciones vulnerables. La Organización también proporcionó servicios de salud a 2,8 millones de personas en todo el mundo.

Con más de 430 oficinas y 14,000 miembros del personal en todo el mundo especializados en aspectos relacionados con la movilidad de la salud, la participación comunitaria, la respuesta humanitaria y el trabajo, la OIM está en una posición única para responder a las emergencias de salud pública a nivel mundial y ayudar a abordar las consecuencias socioeconómicas asociadas.

La Plataforma Global de Respuesta a Crisis de la OIM ofrece una visión general de los planes y requisitos de financiación de la OIM para responder a las necesidades y aspiraciones cambiantes de las personas afectadas o en riesgo de crisis y desplazamiento en 2020 y más adelante. La Plataforma se actualiza periódicamente a medida que evolucionan las crisis y surgen nuevas situaciones.

Para más información por favor contactar a:

Angela Wells, Oficial de Información Pública de la OIM para el Departamento de Operaciones y Emergencias, correo electrónico: awells@iom.int, teléfono: +41 79403 5365

Paul Dillon, editor gerente de la OIM en HQ, Tel: +41796369874, correo electrónico: pdillon@iom.int

Yasmina Guerda, Oficial de Comunicaciones de Salud Pública de la OIM en la sede, Tel: +41 79 363 17 99, correo electrónico: yguerda@iom.int

Escrito por
Autor
Zinnia Martínez
Comunicaciones
OIM
Zinnia Martínez - OIM
Entidades de la ONU involucradas en esta iniciativa
OIM
Organización Internacional para las Migraciones